HISTORIA

 

Como Obra Salesiana, el Colegio Don Bosco de Sucre y el Colegio Don Bosco de La Paz fueron los dos primeros emprendimientos en fundarse en Bolivia. Los Salesianos llegaron a Sucre el 20 de marzo de 1896 y los primeros tiempos fueron dedicados a la adaptación de los locales que se les asignó, los cuales se encontraban muy deteriorados.
Poco después de la llegada de los Salesianos a Sucre, se inició la actividad de los talleres: sastrería, mecánica y carpintería. Los Salesianos se instalaron en el actual edificio el 1º de mayo de 1896 y desde junio empezaron las actividades de la Escuela Primaria y de los Talleres.
Desde 1929 hasta 1935 los Salesianos atienden al Asilo San Francisco, para niños pobres, en el mismo Colegio hasta fines de la década de los cincuenta. Desde 1936 ingresaron al Colegio los primeros huérfanos de la Guerra del Chaco y su número llegó a 153 en el año 1943. Este internado para los huérfanos funcionó hasta el año 1956.
El Colegio Don Bosco de Sucre, se encuentra ubicado en la zona central de la ciudad denominada “Patrimonio Natural y Cultural de la Humanidad”. Tiene una buena infraestructura escolar, acorde con el estilo colonial predominante en toda la zona central. Al lado del Colegio se encuentra el Templo de María Auxiliadora, antiguamente llamado o conocido con el nombre del Templo de San Agustín, ya que fueron los monjes Agustinos quienes estaban a cargo de este local que, en esos tiempos, funcionaba como el Convento de San Agustín.
Desde la Fundación del Colegio Don Bosco, como Escuela de Artes y Oficios hasta la fecha, el Colegio ha sufrido en su estructura física bastantes cambios. La actual con la que se cuenta ha sido llevada adelante con el esfuerzo y trabajo tesonero de todos sus directores.
La buena infraestructura que tiene el Colegio, no solamente en cuanto a las aulas sino también a salas de apoyo audiovisual, laboratorios, gabinetes de computación e informática, aulas especiales para las asignaturas técnicas, el Templo, los campos deportivos, etc. permite que los estudiantes puedan desarrollar sus actividades escolares, sociales, deportivas, de formación espiritual y otras extra escolares, de manera efectiva y con total normalidad.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…